cocina gourmet ingredientes tradicionales

Jóvenes rescatan khanapaqu y walusa para la cocina gourmet

Los niños de bajos recursos del altiplano solían comer unas pepas de chilto como dulce en el recreo. Para el desayuno, los pequeños tomaban un té con pito de cañahua. Hoy, un grupo de jóvenes de Manq’a decidió recuperar estos “productos casi olvidados” para crear recetas gourmet. En las propuestas culinarias también incluyeron alimentos como walusa, k’oa, wakataya o la tunta, entre otros.

Los chefs presentaron ayer los platillos en la estación 16 de Julio de El Alto de la Línea Roja del Teleférico. En el lugar, decenas de personas observaban admiradas cómo los jóvenes preparaban los platillos. Algunos comentaron que no sabían que se puede cocinar comida tan rica con ingredientes tan accesibles. Los ciudadanos probaron seis recetas, entre platos fuertes y postres.

Roxana Coaquira, Annette Maraz, Delia Patzi y Ruth Mamani prepararon la crema de tunta, un plato inspirado en recuerdos de infancia porque las cuatro provienen de lugares donde se elabora tunta, y su plato representa el proceso de elaboración de este producto deshidratado.

La crema estaba cubierta por racacha frita, que representa al sol. Se suman las galletas de coca que significaban la fuerza que necesitaban los trabajadores del campo. Se incluyó además carne un chicharrón de cerdo hembra, que representa el faeneo. El platillo tenía como acompañamiento a la huacataya cristalizada, un producto muy tradicional que se asocia con la llajua.

Un postre andino

Misk’i sapi walusa es un mousse a base de requesón, walusa, arándano y pito de cañahua. Este postre ganó el primer lugar del concurso Creando identidad y valor nacional, organizado por el Movimiento de Integración Gastronómico Boliviano (MIGA). En este certamen se les pidió explorar en sus recuerdos y emociones para poder crear recetas únicas, inéditas y con productos de alto valor nutricional.

“Al ver a las vendedoras de papa walusa me recordé que mi mamá me invitó walusa con requesón. Me encantó mucho. Entonces, decidí incorporar azúcar y descubrí el postre”, contó su creador del postre Misk’i sapi walusa, Ángel Nina, quien es uno de los estudiantes de la escuela Manq’a.

"Una ensalada medicinal”

Para Javier Calcina, Wilma Illiarte y Mary Clares, el khanapaqu dejó de utilizarse desde hace muchos años como un hierba medicinal para curar los dolores de cabeza y vesícula. Entonces, los jóvenes decidieron crear una ensalada con esta planta.

Su propuesta culinaria incluye trucha, papalisa, limón, cilantro, mango y khanapaqu. “Es una hierba silvestre que se puede encontrar a orillas del lago Titicaca. Es además gratis”, explicó Calcina en la exposición de platos.

El director ejecutivo de MIGA, Ángel Ramos, explicó que el objetivo del encuentro es “revalorizar nuestras tradiciones”. “Mucha gente se pregunta cómo se pude consumir, pero no sabe”, dijo.

El chilto, también conocido como tomate andino, cuesta entre los dos y cinco bolivianos en el mercado local. Tiene un sabor agridulce.

Gladys Callisaya y Judith Patty decidieron fusionar el chilto con el pito de cañahua para crear el postre Dulce cañahua amangada. Fue una de las propuestas que más gustó al público.

Otro de los platillos que conquistó el paladar de la gente fue el plato Aguayo de trucha. La receta fue creada por Roberto Herbas, quien utilizó ingredientes como el café y la quinua roja.

FUENTE: Página Siete



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Subir ↑