grano ancestral en bolivia

Rutas de la quinua, el grano ancestral boliviano

La Paz (PL) La quinua, cultivo boliviano de gran valor nutricional, deviene principal protagonista de una nueva ruta turística que busca promocionar este cereal, los parajes donde se cultiva y las atracciones de esos sitios.

Denominado Sendas del grano ancestral, este recorrido es impulsado por la empresa Boliviana de Turismo (Boltur) en convenio con el Centro Internacional de la Quinua (CIQ) para potenciar el consumo de ese alimento milenario.

De acuerdo con el director ejecutivo del CIQ, Edgar Soliz, la meta de esta y otras acciones similares es incrementar el consumo per cápita del grano de 1,5 a dos kilogramos al año, y dar a conocer sus virtudes entre los visitantes nacionales y foráneos.

Por su parte la gerente de Boltur, Lourdes Omoya, señaló que esta alianza estratégica responde a la necesidad de coordinación entre los sectores productivo y turístico de Bolivia.

Creemos que así podremos cumplir objetivos y obtener resultados positivos, pues esta unión contribuye a impulsar el agroturismo y la gastronomía local, además de dotar a nuestras comunidades de una nueva actividad económica, dijo.

La iniciativa se divide en dos partes. Un primer recorrido titulado Sendas del grano ancestral y que incluye a Ayo Ayo, Patacamaya y Umala, tres municipios productores de la provincia de Aroma, en el departamento de La Paz.

El segundo, llamado Grano de oro sagrado, recorre las localidades paceñas de Pucarani, Puerto Pérez y Batallas.

La apertura de estas rutas turísticas de base comunitaria no solo incentivará el consumo del grano, sino también de sus derivados, lo que hace de la gastronomía local una de las principales apuestas.

Los pobladores de los diferentes municipios visitados hacen gala de sus tradiciones gastronómicas milenarias y ofrecen platos como la pisara (quinua graneada) con carne de llama, el pesque o el pan de quinua.

Queremos principalmente que los bolivianos conozcan más sobre el cereal andino, desde cómo se cocina en estas localidades hasta la forma en la que se produce, indicó Omoya.

Soliz sostuvo que hay gran expectativa de los productores y autoridades locales con estos circuitos.

Estamos seguros que estas rutas de la quinua van a integrar y fortalecer la producción y la actividad turística del país, acotó.

ATRACTIVOS TURÍSTICOS DE LAS RUTAS

Si bien el principal objetivo de estos circuitos es la quinua, también se puede disfrutar de otros atractivos como actividades deportivas, sitiales históricos o maravillas naturales.

Durante la primera ruta, destaca la gran formación rocosa Meteorito Avia Qunis, ubicado en la comunidad Santa Rosa de Lima, en Ayo Ayo.

El color combinado entre negro, café, naranja y amarillo hacen de esta atracción un lugar simplemente mágico; mientras su altura y dureza la convierten en el sitio ideal para practicar deportes extremos como la escalada y el descenso a rappel.

También en Ayo Ayo, pero esta vez la comunidad Capacamaya, se puede observar cómo la familia de Julio Gregorio Tambo mantiene sus parcelas de quinua y produce un biocombustible a partir del estiércol bovino y que utilizan para proveer de gas a los hogares de la región.

Umala, otro de los municipios de esta primera ruta, ofrece a los visitantes la belleza de sus chullpares, formaciones de tierra que tienen una altura de hasta cinco metros y que constituían torres funerarias para las comunidades de origen aimara.

Actualmente son atractivos turísticos y algunos conservan los huesos de sus difuntos.

Los pobladores del lugar consideran estos sitios como reliquias ancestrales, razón por la que esperan conseguir que el Estado boliviano reconozca a los chullpares como Monumento Patrimonial de Umala.

El colofón de este primer circuito es la visita a la laguna natural de Romero Pampa, donde se podrá observar este lugar que en ciertos periodos del año es el hábitat de distintas especies de aves, incluido el flamenco rosado.

El segundo de estos recorridos también posee innumerables atracciones, pues la mayoría de las localidades que incluye bordean el conocido lago Titicaca.

En la comunidad de Cumana, del municipio Pucarani, luego de un cálido recibimiento por parte de los pobladores de esta península del Lago menor, los visitantes podrán conocer los pormenores del cultivo de la quinua en ambientes lacustres.

Más adelante, en Pata Patani, se encuentra el museo local, el cual destaca por la exhibición de la momia Tani, una de las mejor conservadas de la región y que fue encontrada en los chullpares circundantes.

Otro museo, esta vez el de la comunidad de Qiwaya, invita a disfrutar de una exposición de piezas arqueológicas halladas en los alrededores del Titicaca.

Sin dudas, uno de los mejores momentos de esta segunda ruta es la navegación de ese gran lago para llegar a la isla Pariti, travesía en la que resulta necesario atravesar los bofedales de totora que crecen en él.

Igual de provechoso resulta la visita a la comunidad de Chirapaka, en Batallas, donde es posible recorrer las laderas del Mirador del Altiplano y la Cordillera Real.

En estas se pueden apreciar algunas pinturas rupestres pertenecientes a diferentes periodos en la historia de esa región.

Sin dudas, son recorridos de alta valía, no solo para conocer las virtudes del nutritivo grano andino, sino también para acercarse un poco más a la riqueza y diversidad de Bolivia.

Fuente: Prensa Latina



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Subir ↑